Las voces de los estudiantes

Questo articolo è stato letto 764 volte!

En este periodo han habido numerosas contestaciones y huelgas sea de parte de los estudiantes sea de parte de profesores, de universidades, institutos y escuelas elementales, contra el decreto-ley 133 presentado por la Ministra de Educación Maria Stella Gelmini.

Esta reforma concierne a toda la escuela, de la escuela materna a la univerdidad. En la escuela materna disminuirá el personal y problamente ya no habrá horarios continuados. En la escuela elemental el cambio fundamental será entre los docentes porque de varios profesores pasamos a un único enseñante y tras la escuela no se garantizará el servicio y si hay será de pago. Un cambio ya en acto de este año es que las valoraciones son expresadas en número. En el últimos años de EGB no han hecho cambios radicales, solamente uno, es decir, las notas: serán expresadas en número.

En la escuela secundaria habrá una disminuición del personal docente, habrá más control sobre la disciplina de los estudiantes y las notas de conducta harán media en la valoración final y si no tienes el sufuciente en conducta te suspenderán. Otro gran problema del que se oye hablar mucho en estos días en todos los periódicos y en todos los telediarios y también es la causa de una tragedia ocurrida en un istituto de Rívoli; es la seguridad en las escuelas.

En el decreto-ley se habla de fondos para reestructurar y poner a punto cien escuelas contra los terremotos, pero esto no es suficiente. Después de la muerte de Vito Scafidi, occurrida en el istituto Darwin de Rívoli a causa de la falta de seguridad en la escuela, muchos estudiantes escriben en internet y en los fórum que los cortes en la escuela sólo sirven para destruir la calidad de los enseñantes ni de los trabajadores. En la red, los comentarios se dividen entre: los que invitan a no hacer polémica en este momento de dolor y los que dicen “basta ya” a las mentiras sobre la escuela.

Creo que todos los estudiantes después de la ley de la ministra Moratti, cuando supimos que la nueva ministra era una mujer joven que habría estado cerca de los nuestros problemas de los estudiantes no nos esperábamos que cortara justo en la escuela.

Laura Arpaia (2 E)